Alimentos saludables incluso si estas en crisis economica

Alimentos saludables incluso si estás en crisis económica

Hola otra vez. Soy Ana y esta vez te voy a hablar de Alimentos saludables incluso si estás en crisis económica

SEEN cree que una crisis económica en la familia «afecta directamente a los artículos destinados a la alimentación», por lo que «los productos más exitosos no siempre se eligen según los criterios de una alimentación saludable», afirma Francisco Botella, miembro del área de salud y comunicación de esta sociedad médica.

Ultraprocesado en la crisis económica

Los productos más baratos suelen ser ultraprocesados, de escaso valor nutritivo y poder saciante, además de ser ricos en azúcares refinados, sal y grasas, como en el caso de la pastelería y pastelería industrial, precocinados o carnes comerciales de baja calidad.

Productos nocivos para elegir saludables. “Se trata de una notable ausencia o escasez de pescado azul, frutas y hortalizas frescas y una disminución del consumo de productos como el aceite de oliva, los lácteos, el pan y los huevos”, apunta el experto.

los Visto recomendado en estas situaciones crisis económica:

  • Trate de seguir un patrón de dieta saludable a través de una variedad de alimentos que brinden energía y nutrientes.
  • Uno de los alimentos más comunes es Patata. Su consumo debe ser moderado, ya que su aporte energético es limitado.
  • Las alternativas a la papa pueden ser el arroz, la pasta (mejor integral) y las legumbres, entre otros, como alimentos básicos que resultan convenientes como plato principal por su precio.
  • El guiso como opción sana y económica.
  • Consumir productos congelados más baratos que frescos es otra posibilidad. Esta técnica, según SEEN, no altera la Valor nutricional, ni la calidad ni el sabor de las carnes, pescados y verduras. «La única precaución es asegurar que no se interrumpa la cadena de frío del producto congelado».
crisis económica

Consejos generales para una dieta equilibrada

Según SEEN:

  1. Al menos tres comidas al día.
  2. Elija principalmente alimentos de origen vegetal (frutas y verduras de temporada, legumbres y cereales) y locales.
  3. Incluir al menos una porción de cereales o derivados (pan, pasta, arroz, maíz, patatas, etc.) en cada comida, dando prioridad a los elaborados con harina integral.
  4. Limita tu consumo de alimentos de origen animal, como carnes sin desnatar, embutidos y productos lácteos y sus derivados.
  5. Priorizar el consumo de pescado (azul si es posible) y carnes blancas (pollo, pavo o conejo).
  6. Consigue legumbres dos / tres veces por semana.
  7. Reduce tu consumo de frituras.
  8. Porciones moderadas y reutilizar algunos alimentos.
  9. Pierde el miedo al agua del grifo.
  10. Cocinar en casaen lugar de comprar alimentos precocinados.
Pasar por una situación económica difícil en el ámbito familiar afecta a la cesta de la compra y repercute en la salud. La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) advierte: una mala alimentación deriva en obesidad, la epidemia del siglo XXI

No te olvides compartir en Pinterest para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *