Comer bien y adquirir buenos habitos garantia de salud

Comer bien y adquirir buenos hábitos: garantía de salud

Hola de nuevo. Yo soy Eva y en el día de hoy hablaremos de Comer bien y adquirir buenos hábitos: garantía de salud

Lo que sucede durante los primeros 1.000 días de nuestra vida marca la diferencia entre una buena o mala salud en el futuro.

Desde el momento en que un bebé comienza su gestación en el útero de la madre hasta el nacimiento y la edad de dos años, es una oportunidad única para sentar las bases de una salud futura.

La jefa de nutrición y salud de Nestlé, Anabel Aragón, explica en «El Bisturí» que es una «fase única» porque el bebé crece en promedio 2 centímetros por mes, el tamaño de su cerebro se multiplica por 3, el su peso al nacer a los 4 años y desarrollar completamente su sistema inmunológico.

Además, añade, «es cuando se desarrolla hasta el 80% de las capacidades cognitivas de un adulto».

Diferentes necesidades

Según Aragón, todos nacemos con una genética «que nos dieron nuestros padres», pero que puede ser modificada por factores externos como la nutrición.

Con la alimentación tenemos la «gran oportunidad de influir en la reprogramación de determinados genes, contribuyendo así a prevenir futuros problemas cardiovasculares como la obesidad, la diabetes tipo 2 o las alergias alimentarias».

Una persona vierte la leche en recipientes de vidrio que previamente fue extraída por mujeres que han dado a luz.
  1. El embarazo: La madre debe seguir una dieta variada y equilibrada que le aporte los nutrientes necesarios tanto para ella como para el correcto desarrollo del futuro bebé. Tienes que pensar en comer por dos pero no en comer dos veces.
  2. Desde el nacimiento hasta los 6 meses: La leche materna es el mejor alimento para un bebé y ninguna leche para bebés puede igualarla según la Organización Mundial de la Salud. Esta leche aporta todos los nutrientes que el niño necesita y se recomienda continuarla junto con otros alimentos complementarios hasta los 2 años de edad.
  3. A partir de 6 meses: Es hora de crear hábitos de vida saludables. La leche todavía constituye el 50% del total de calorías en la dieta del día, pero es recomendable introducir un nuevo alimento cada dos o tres días para evaluar cómo el pequeño lo tolera y acepta. Siga siempre las recomendaciones de su pediatra.

Cualquier comida a su edad

La nutricionista explica que a los niños hay que ir introduciendo nuevos alimentos poco a poco y para saber cuáles corresponden a cada fase, recomienda seguir esta pequeña guía:

  • A partir de los 4 meses: los primeros cereales sin gluten, frutas como plátano, manzana o pera (sin azúcares añadidos) y verduras como patatas o zanahorias.
  • A partir de los 6 meses: cereales con gluten, purés de frutas, carnes (pollo y pavo).
  • A partir de los 8 meses: pescado blanco cocido como merluza o lenguado y también yema de huevo.
  • A partir de los 10 meses: jamón cocido, yogur y queso fresco.
  • Del año: purés de legumbres, ensaladas simples, pescado azul a partir de los 18 meses. Poco a poco asimilando su dieta a la del resto de la familia. Las necesidades nutricionales de los niños son superiores a las de los adultos pero por kilo de peso.

En general, Anabel Aragón señala que no se debe sobrepasar la cantidad de proteínas en los niños y en cuanto al método de preparación de los platos, recomienda la plancha, el horno y la vaporera. También mantiene la importancia de incluir grasas de buena calidad como el aceite de oliva.

Entre los hábitos alimenticios de los más pequeños, recomienda dejarlos practicar poco a poco la cuchara para que coman a su propio ritmo. También es muy útil para hacer presentaciones atractivas de platos y nunca usar la comida como recompensa.

Introducir una buena alimentación e inculcar hábitos de salud desde el momento del embarazo hasta que el bebé cumple los dos años se considera un requisito fundamental para que estas rutinas sean constantes durante el resto de la vida. “El Bisturí” llega a la “I” de Infancia en su Abecedario de la Nutrición
Otras noticias
¿Por qué es tan importante la nutrición para la salud?
La salud se entrena en familia

Puedes compartir en tu Twitter y Facebook para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *