Guias dieteticas una herramienta de promocion de la salud

Guías dietéticas, una herramienta de promoción de la salud

Hola, ¿qué tal todo?. Yo soy Eva y hoy hablaremos de Guías dietéticas, una herramienta de promoción de la salud

Javier Aranceta es especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, Catedrático de Nutrición Comunitaria de la Universidad de Navarra, así como Presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y Vicerrector Académico de la Academia Española de Nutrición.

Guías dietéticas, una herramienta de promoción de la salud

Por Javier Aranceta Bartrina

En los últimos años ha evolucionado la forma de entender los estándares de referencia y las recomendaciones nutricionales.

1604467811 612 Guias dieteticas una herramienta de promocion de la salud

En el pasado más cercano, las ingestas recomendadas se orientaron a la prevención de deficiencias nutricionales y se formularon los niveles de ingesta recomendada de energía, proteínas, minerales, oligoelementos y vitaminas, en tanto se entendió que las metas nutricionales iban encaminadas a lograr un perfil nutricional encaminado la prevención de factores de riesgo y enfermedades crónicas y se priorizó en base a la adecuación de la ingesta de macronutrientes.

Hoy en día estos conceptos, aunque siguen siendo diferentes, incluyen elementos comunes, por lo que las ingestas dietéticas de referencia no se limitan a los nutrientes antes mencionados, sino que también se extienden a los micronutrientes e incluso al agua. A su vez, las metas nutricionales no se limitan a los macronutrientes, sino que también se establecen metas para los micronutrientes y otros aspectos, como el índice de masa corporal, el nivel de actividad física o la lactancia materna.

los guías gastronómicas Transferirían estas recomendaciones en cuanto a la alimentación como modelo dietético que permite alcanzar el perfil nutricional de referencia, como sistema de apoyo para prevenir el desarrollo temprano de enfermedades crónicas y degenerativas e incluso mejorar la cantidad y calidad de vida.

Estas guías son una herramienta muy útil para educar y orientar a la población hacia una alimentación más saludable. Se diseñan considerando, entre otros aspectos, los hábitos alimentarios predominantes, la disponibilidad de alimentos y el nivel de acceso a los alimentos en cada país.

Estas recomendaciones deben ser de carácter nacional o regional, tomar en cuenta la situación sanitaria y nutricional de la población del país, y tener como finalidad tanto la prevención de enfermedades nutricionales provocadas por el déficit en el consumo de energía o nutrientes específicos, como la prevención de enfermedades crónicas no transmisible relacionado con una dieta inadecuada y un estilo de vida sedentario, cuya prevalencia está aumentando.

Por tanto, es habitual que las guías dietéticas y las imágenes que suelen acompañarlas difieran de un país a otro. Esto se reconoció en el Documento de formulación de pautas basadas en alimentos de la FAO / OMS (1996), que también enfatizó que las pautas dietéticas deben reflejar patrones dietéticos en lugar de metas numéricas y deben ser positivas, estimulando la aceptación agradable de las ingestas. . dieta adecuada. Por tanto, varios patrones de consumo de alimentos pueden ser compatibles con los objetivos de salud.

La verdad es que hay muchas formas de comer y solo una para alimentar. Por tanto, el respeto a las tradiciones y la comida confortable son variables a tener en cuenta en la formulación de las guías.

Las expresiones gráficas en estas guías han sido y son controvertidas por varias razones. Se trata de traducir las recomendaciones sin ambigüedad, en un formato que esté en sintonía con los valores culturales imperantes en la población a la que se dirigen y, por supuesto, teniendo en cuenta los hábitos alimentarios y tradiciones culinarias, costumbres y hábitos del entorno. a los que están dirigidos. directo.

La pirámide de la alimentación saludable

El ícono de la pirámide de alimentación saludable en sus diferentes versiones es uno de los más populares en este momento. Entre las reconocidas ventajas de esta representación gráfica, cabe mencionar que da una idea completa de la dieta y no de alimentos aislados y transfiere tres conceptos importantes, como: variedad, moderación y proporcionalidad.

Entre las críticas que ha merecido está el hecho de que favorece la idea de limitar el consumo de grasas en general, independientemente de la calidad de la grasa. Al mismo tiempo, promueve la idea de que la base principal de la ingesta energética deben ser los alimentos ricos en carbohidratos complejos, pero sin aspectos claramente diferenciadores como el índice glucémico de estos alimentos, el contenido de fibra, vitaminas y minerales de este grupo. comida.

Combo compuesto por cuatro fotografías de diferentes alimentos típicos de la dieta mediterránea: frutas, legumbres, pescado y aceite de oliva

Además, algunos íconos de pirámides clásicos no distinguen claramente entre diferentes tipos de carne y otros alimentos como pescado, huevos, legumbres o nueces.

En este sentido, es importante destacarlo Pirámide de alimentos saludables de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) publicada en 2001 y actualizada en 2004 refuerza el concepto de calidad de grasa e incluye en un lugar bien identificado el aceite de oliva virgen extra como grasa culinaria recomendada, aunque en cantidades limitadas por su naturaleza valor lipídico y energético.

También distingue claramente entre aves y carnes rojas, colocándolas en diferentes niveles en la pirámide, e identifica claramente el pescado, los huevos y las legumbres como fuentes de proteínas. Además, contempla la recomendación de practicar regularmente actividad física de intensidad moderada, un consumo adecuado de agua potable y, en el contexto de la dieta mediterránea, un consumo moderado y opcional de vino u otras bebidas fermentadas (en la población adulta) que acompañen a la Comida.

Con motivo de la Exposición Universal de Zaragoza, la SENC promovió el documento de consenso sobre hidratación saludable para la población española donde un decálogo, junto con la Pirámide de hidratación saludable, sugiere diversas pautas para la adecuación del consumo de líquidos en la imagen de un estilo de vida saludable.

Guías americanos

La edición de 2005 de American Dietary Guidelines modificó el enfoque de la figura piramidal original para incorporar la actividad física y la idea de personalizar las recomendaciones dietéticas (My Pyramid).

En esta revisión, se hizo especial hincapié en la necesidad de ajustar el peso corporal, se destacaron los diferentes efectos sobre la salud de los diferentes tipos de grasas (calidad de la ingesta de grasas) y se prestó más atención a la idea de reducir el peso corporal. ingesta de azúcar. más simple que enfatizar el consumo de carbohidratos complejos y resaltar el interés por el consumo de cereales integrales. Entre las críticas a esta versión, cabe señalar que estas últimas recomendaciones no fueron lo suficientemente explícitas y el icono no se entendió fácilmente.

1604467811 556 Guias dieteticas una herramienta de promocion de la salud

En la última edición en el momento de Guías estadounidenses (2010) la imagen de la pirámide ha sido reemplazada por otro icono, la placa. Es un cuadro mucho más sencillo, un plato dividido en cuatro grupos de alimentos que se deben consumir a diario para mantener una dieta saludable: verduras; cereales; proteínas y frutas, en ese orden, además de los productos lácteos. En esta edición, el icono se conoce como «Mi plato». Esta nueva imagen también ha sido criticada por simplificar demasiado los mensajes.

Es importante comprender que las pautas dietéticas son recomendaciones que deben ser la base de los programas de educación alimentaria y nutricional. Estas recomendaciones y directrices son dinámicas y requieren procesos de revisión y actualización periódica basados ​​en nuevos conocimientos científicos y cambios en las tendencias de los consumidores. Otro aspecto importante es que deben ser lo suficientemente flexibles para poder adaptarse a las características individuales.

Las guías alimentarias deben ir acompañadas de planes y estrategias de difusión, sensibilización pública y proyectos de educación alimentaria y nutricional en diferentes contextos y contextos (plan de implementación y adopción). Además, también es importante diseñar un plan de evaluación y seguimiento para conocer los resultados de los planes implantados y, en definitiva, cómo las Guías Alimentarias han influido en los hábitos de la población y su capacidad de autogestión.

Según las revisiones y actualizaciones más recientes, existe una tendencia a reforzar las porciones recomendadas de carbohidratos complejos (cereales integrales) especialmente para alimentos con un índice glucémico más bajo; la recomendación de limitar la ingesta de grasas de buena calidad es moderada, la ingesta de proteínas está regulada a la baja, recuerde la importancia única de las frutas, verduras, legumbres y frutos secos; sugieren una mayor adherencia de la población a la actividad física gratificante (cuidando el balance energético) e introducen la idea global de sostenibilidad y preocupación ambiental.

Próximamente, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) publicará la tercera edición de las Guías Alimentarias para la población española con el objetivo de potenciar la promoción de la salud de nuestra población en base a la dieta, el estado de hidratación y la actividad física. compatible con la evidencia científica y estilos de vida más saludables.

Las guías alimentarias constituyen una herramienta de gran utilidad para educar y orientar a la población hacia una alimentación más saludable. Se diseñan considerando, entre otros aspectos, los hábitos alimentarios predominantes, la disponibilidad alimentaria y el nivel de acceso a los alimentos en cada país. Artículo del doctor Javier Aranceta

Puedes compartir en tu Twitter y Facebook para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *