La innovacion permite productos carnicos bajos en grasa sin reducir

La innovación permite productos cárnicos bajos en grasa sin reducir el sabor.

Hola y mil gracias por leerme. Yo soy Emilia y esta vez te hablaré de La innovación permite productos cárnicos bajos en grasa sin reducir el sabor.

La innovación se ha convertido en un aliado imprescindible para satisfacer a un consumidor que demanda estos productos cárnicos más saludables.

los industria de alimentos no es ajeno a esta tendencia y, consciente de esta necesidad, trabaja en diversas líneas innovadoras que además permiten preservar el valor nutricional de la carne de forma menos agresiva o desarrollar productos cárnicos enriquecidos de calidad diferenciada, fuentes de Instituto Tecnológico de la Industria Agroalimentaria de Ainia.

Marta Gisbert, ingeniera de proyectos del departamento de Nuevos Productos de Ainia, ubicado en el Parque Tecnológico de Paterna (Valencia), asegura que el consumo de productos cárnicos está influenciado por varios factores, como socioeconómico, religioso, la hábitos de consumo o factores sensorial.

«Pero son los factores relacionados con la variable Salud los que se han convertido en una tendencia unificadora para todos ”, dice Gisbert, quien cree que el consumidor marca la pauta y pide productos cárnicos más saludables.

Las líneas de innovación

Para la obtención de estos productos, Gisbert destaca siete líneas de innovación, como la búsqueda de sustitutos naturales de grasas que sean 100% naturales y conserven intacta la calidad de los productos en cuanto a textura, aroma y sabor tradicionales.

carne

Advierte que hay pocos embutidos bajos en grasa en las góndolas, como ocurre en otro tipo de productos cárnicos como los cocidos, por la importancia que tiene la grasa en las características físico-químicas y sensoriales del producto y porque puede interferir con el proceso de producción y secado-maduración.

Por ello cree que “es fundamental que cuando se quiera desarrollar un embutido bajo en grasas en su fase experimental, las evaluaciones de los prototipos se hagan desde una visión integral”.

Reducción y sustitución de aditivos

Reducir el contenido de sodio de los productos cárnicos, particularmente en los embutidos y embutidos, y hacerlo sin comprometer la seguridad, textura y sabor del producto final, es otro objetivo en el que el avances tecnológicos en la industria alimentaria. .

Un ejemplo de acción en la reducción de sal y grasas en productos delicatessen es la realizada por Cárnicas Villar, una empresa de Castilla y León que tiene en el mercado diversos productos de salchichón y chorizo ​​(algunos ibéricos) con una reducción del 25% de sal y 30% de grasa, con sustitutos naturales y manteniendo su sabor, textura y aroma tradicional.

La industria alimentaria también apoya la sustitución de aditivos químicos por naturales (etiquetas limpias para productos cárnicos) y, en este campo, la innovación se centra en el desarrollo de productos cárnicos sin conservantes, colorantes ni aromatizantes. artificial.

los Proyecto Carnisenusa, en el que participó Ainia, demostró que es posible la reducción de hasta un 50% de este tipo de conservante, sin afectar las cualidades organolépticas de estos productos.

Nuevas técnicas para la conservación de la carne

En cuanto a las técnicas de conservación, la innovación alimentaria trabaja para desarrollar técnicas eficaces para preservar el valor nutricional de los alimentos a base de carne manteniendo su estabilidad.

Calentamiento por microondas, radiofrecuencia u óhmico son algunos ejemplos de técnicas térmicas emergentes que tienen ventajas como la reducción de tiempos y pérdidas derivadas de la calidad de los productos cárnicos.

Además, para la optimización de las propiedades funcionales de los alimentos a base de carne, se están realizando estudios que permiten la reducción del porcentaje de grasa, que se compensa con su enriquecimiento con ingredientes naturales.

En cuanto al envasado, se están desarrollando los denominados activos funcionales, con agentes antimicrobianos, y películas comestibles con propiedades barrera.

La obtención de productos cárnicos más saludables es posible con la disminución de las grasas y la sal sin reducir el sabor y la textura, la aplicación de aditivos naturales o el uso de envases activos, según el Centro Tecnológico Ainia, que participa en proyectos para introducir esas mejoras en la industria
Otras noticias
Carnes exóticas, una alternativa saludable
Nunca es tarde para alimentarse saludablemente

Deberías compartir en Pinterest para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *