Piramide alimentaria para pacientes con enfermedad renal cronica

Pirámide alimentaria para pacientes con enfermedad renal crónica

Hola, un placer verte por aquí. Te habla Inma y hoy voy a hablar de Pirámide alimentaria para pacientes con enfermedad renal crónica

los Fundación Alicia y la empresa farmacéutica Vifor Fresenius, especializada en nefrofología, han colaborado en el diseño de esta pirámide que busca mejorar la vida de los pacientes renales crónicos, una enfermedad que afecta a unos cuatro millones de personas en España y que aumenta con el envejecimiento: 40 % tiene más de 80 y 22% más de 64, según un comunicado.

«Una nutrición adecuada es fundamental para que los pacientes con enfermedad renal crónica mantengan una buena salud y realicen sus actividades diarias, especialmente los pacientes en diálisis», añade.

Los pacientes renales necesitan asesoramiento nutricional porque, además de seguir la recomendación de una dieta equilibrada como el resto de la población, tienen unas características específicas

Cuatro caras de una pirámide.

La pirámide de alimentación saludable para la enfermedad renal tiene cuatro lados, sobre una base cuadrada, que también se muestran como un recorte para crear la pirámide en tres dimensiones, una herramienta visual para el paciente y su familia.

pirámide
  • Alimentos según su contenido de potasio: Los colores como un semáforo ayudan a limitar los alimentos para reducir el potasio y las técnicas de preparación y cocción de frutas y verduras.
pirámide
  • Alimentos según su contenido en fósforo: A diferencia del potasio, el fósforo es difícil de reducir mediante varios métodos de manipulación y cocción de los alimentos. La ingesta excesiva de fósforo en pacientes con enfermedad renal está relacionada con el desarrollo de enfermedades como la aterosclerosis y el hiperparatiroidismo. Dependiendo del origen del alimento, la biodisponibilidad o asimilación por parte del organismo es diferente. En el caso del fósforo de origen vegetal, la biodisponibilidad es menor, mayor en fósforo de origen animal, mientras que para los aditivos la absorción es casi del 100%, siendo la peor fuente. Se recomienda evitar consumir, de mayor a menor, alimentos procesados, carnes, lácteos, frutos secos y legumbres.
pirámide
  • Actividad física: Debido a la enfermedad y al tratamiento médico de los pacientes con problemas renales, su actividad física disminuye. Por este motivo, se aconseja a los pacientes que realicen una actividad física moderada, practicando ejercicio aeróbico de forma regular. Pero son los profesionales quienes deben recomendar la dieta y el ejercicio adecuados en función de la situación de cada paciente.
pirámide

Según la Fundación Alicia, “la complejidad en la composición de los alimentos, su alteración por diferentes métodos de cocción y el desconocimiento de la enfermedad por parte de gran parte de la población, muchas veces complica la interpretación de estas recomendaciones y es prácticamente un reto para integrar esta dieta en la vida diaria de los pacientes con enfermedad renal ”.

La pirámide de la alimentación para los enfermos renales crónicos permite adaptar sus hábitos nutricionales a las particularidades de la enfermedad poniendo especial énfasis en el control de proteínas, fósforo, potasio y sodio, además de tener una vida activa.

Recuerda compartir en Pinterest para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *