Productos lacteos promotores del sueno de los ancianos

Productos lácteos, promotores del sueño de los ancianos

Hola, un placer verte por aquí. Yo soy Ana y esta vez te voy a hablar de Productos lácteos, promotores del sueño de los ancianos

Y es que uno de los componentes de los productos lácteos, el triptófano es un precursor de la melatonina y la serotonina, dos hormonas ligadas al ritmo biológico, que actúan como promotores del sueño.

“El consumo de lácteos es considerado uno de los primeros tratamientos para los trastornos del sueño en pacientes ancianos”, explicó la doctora en su intervención en la XX Convención sobre Nutrición Práctica que se realizará hoy en la Facultad de Medicina de la Universidad. Complutense de Madrid.

El Dr. Suero advirtió sobre la disminución del consumo de lácteos en los ancianos y destacó la recomendación «imprescindible» de tomar 3 o 4 raciones al día, en cualquiera de sus variedades y adaptadas a las características de cada anciano.

Lo que lleva a las personas mayores a elegir los alimentos que van a comer depende de su estilo de vida, su educación, el costo de los productos e incluso el sabor.

«Normalmente, las personas mayores asumen que una comida saludable es aquella que incluye pescado, frutas y verduras y, como resultado de la baja ingesta de lácteos, habrá una deficiencia nutricional y de vitaminas», dijo.

Los beneficios de los productos lácteos

Tarros de yogur con diferentes cereales y una hogaza.  Efesalud.com

Los productos lácteos son un alimento básico de todas las edades, pero especialmente de las personas mayores, a quienes aporta una fuente importante de calcio y vitamina D, cuyos niveles disminuyen por la falta de ejercicio y la menopausia en las mujeres.

«Se estima que el aporte de calcio en los ancianos es de 1.200 miligramos, el mismo que necesita una mujer durante el embarazo y la lactancia», dice la doctora del Departamento de Medicina de la Universidad Complutense.

Pero también aportan proteínas para paliar la deficiencia que se produce con el envejecimiento y que afecta al sistema inmunológico, además de proteger la flora bacteriana y presentar una alta digestibilidad y ser fácilmente tragables ante problemas de masticación y salivación.

Yogur, el más recomendado

El yogur es uno de los productos lácteos más indicados para las personas mayores y no solo porque no presenta problemas de masticación y deglución, sino también porque contiene menos lactosa, teniendo en cuenta que la intolerancia a esta proteína aumenta con la edad y es uno de los motivos de dejas de consumir productos lácteos.

Lactobacillus bifidus en yogur ayuda a mantener el equilibrio de la flora bacteriana intestinal, que ya se ve muy seriamente afectada por el alto consumo de fármacos, especialmente antibióticos, a esa edad, evitando también la desmineralización ósea, especialmente dental.

Pero el yogur también protege contra la hipertensión y la diabetes mellitus tipo II porque es responsable de aumentar la sensibilidad a la insulina, además de ser fuente de vitamina A y vitamina B.

Helado, también una ventaja psicológica

Helado de nata y chocolate en copa acompañado de dos barquillos de galleta

Menos conocido, el helado tiene un valor nutricional excepcional al proporcionar proteínas de alto valor biológico, calcio y vitamina B12.

Pero no solo es nutritivo, también ha mostrado beneficios para el estado de ánimo en adultos mayores con enfermedades asociadas, ansiedad, estrés y miedo. Y les ayuda porque el helado tiene una serie de componentes que actúan como exorfinas.

«Al liberar la exofirna del cuerpo, se produce una disminución del estrés emocional y un aumento de la sensación de bienestar y placer», dijo el especialista.

“La consistencia, temperatura y sabor de los helados -agregó- los hace aptos para formar la dieta de las personas mayores, especialmente las mayores con problemas de masticación y falta de apetito, anorexia, astenia o enfermedades degenerativas”.

Recientes estudios han constatado la relación entre la toma diaria de lácteos, especialmente la leche, con la mejora del sueño y la capacidad de dormir de los ancianos, asegura la doctora Ana Suero Roig
Otras noticias
La microbiota intestinal envejece a nuestra par
Alimentación adecuada para las enfermedades de los mayores

Puedes compartir en Pinterest para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *