Saber lo que comes ayuda al proceso digestivo

Saber lo que comes ayuda al proceso digestivo

Hola y mil gracias por leerme. Te escribe Inma y esta vez te voy a hablar de Saber lo que comes ayuda al proceso digestivo

El responsable del servicio y grupo de investigación sobre aparato digestivo del hospital Vall d’Hebron, Fernando Azpiroz, aseguró en la presentación de los resultados que el proceso educativo sobre la alimentación puede ser la clave para tratar a los pacientes que tienen sensación de malestar , sin razón aparente, después de ingerir alimentos.

El experimento consistió en estudiar a un grupo de 12 personas que bebieron el mismo caldo en dos días distintos, primero sin saber cuál era su contenido y luego conociendo todos los ingredientes y cómo se cocinaba.

Antes y después de cada contratación, los voluntarios debían completar un cuestionario indicando su grado de saciedad, malestar y dolor abdominal, bienestar digestivo y estado de ánimo.

En todos los casos, los pacientes se sintieron más llenos, con más bienestar y de mejor humor después de la segunda ingesta, sabiendo lo que comieron.

Además, se realizó el mismo experimento con otro grupo de 12 personas que no estaban entrenadas en ninguna de las dos presas y que, por tanto, no cambiaron sus sentimientos entre ellos.

Durante la presentación, la modelo Judit Mascó y el meteorólogo Tomás Molina realizaron el experimento en vivo, tomando la segunda ingesta y comparándola con la primera, lo que hicieron hace unos días.

El copropietario de El Celler de Can Roca, Josep Roca, les explicó cómo se preparaba la sopa: a baja temperatura y con la misma ración de agua que las verduras, y detalló todos los ingredientes.

Al conocer estos datos, ambos invitados reflejaron en sus cuestionarios que no solo se sentaron mejor que la primera ingesta, sino que también notaron un mejor sabor.

Además, ambos realizaron una prueba en la que ingirieron el contenido de cinco tubos con sabores básicos (dulce, salado, umami, agrio y amargo) sin saber cuál era y reconocieron que era difícil adivinar los sabores.

Bromatología

Mascó consideró importante ser conscientes de lo que comemos y pensar en ello, «ya que estamos acostumbrados a comer rápido y a pensar en otras cosas, como el móvil o la televisión, y por tanto la comida no nos hace sentir bien».

El Dr. Azpiroz indicó que aún no se sabe cómo será el proceso práctico de esta educación del paciente, pero aseguró que «ya están comenzando a reclutar pacientes con síntomas digestivos para empezar a mirar los resultados y ver si pueden cambiar su conducta». .

Explicó que los primeros casos a tratar serán aquellos que presenten síntomas de malestar sin motivo aparente que lo justifique, pero también prevé tratar a pacientes con otras enfermedades de base que provocan problemas digestivos, y también a pacientes con trastornos alimentarios, que se resuelven demasiado rápido o necesita regular su ingesta.

Por su parte, Roca ha asegurado que este tipo de estudios también pueden ser de utilidad en el ámbito culinario, ya que «en un futuro tendremos que superar la idea de creación artística y aprender a dar al cliente lo que mejor siente», a través del conocimiento que la ciencia sensorial puede aportar.

Recibir educación sobre cómo están elaborados los platos que comemos puede ayudar a crear sensación de saciedad y bienestar en las personas con enfermedades digestivas, según un estudio elaborado por digestólogos del Hospital Vall d’Hebron y cocineros del restaurante El Celler de Can Roca

No te olvides compartir en Pinterest para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *