Saltarse el desayuno es cuestion de genes

Saltarse el desayuno es cuestión de genes

Hola y mil gracias por leerme. Te escribe Toñi y en esta ocasión hablaremos de Saltarse el desayuno es cuestión de genes

Esta investigación, publicada el 13 de junio en «The American Journal of Clinical Nutrition», también estableció que saltarse el desayuno es una causa de obesidad y no una consecuencia.

El trabajo está firmado, entre otros, por los científicos Hassan Dashti y Richa Saxena, del Centro de Medicina Genómica del Hospital General de Massachusetts, y por Marta Garaulet, profesora de fisiología de la Universidad de murcia e investigadora del Hospital Brigham and Women’s de la Universidad Harvard.

“Existen estudios contradictorios sobre si saltarse o no el desayuno y por eso en esta investigación consideramos si puede haber un componente genético en personas que tienen dificultad para realizar la primera comida del día”, explicó Garaulet a EFEsalud en un Conversación telefónica de Boston.

Saltarse el desayuno

El estudio secuenció los genomas de cerca de 200.000 personas registradas en el biobanco británico, lo que reflejó las distintas variantes genéticas asociadas al hábito de desayunar, según el experto en cronobiología, ciencia que estudia los ritmos biológicos.

Las seis variantes genéticas independientes detectadas están asociadas con el reloj circadiano (el funcionamiento interno de nuestro organismo y sus horarios), la metabolización de carbohidratos o azúcares, la influencia de la cafeína e incluso la esquizofrenia.

Las personas analizadas muestran un rango de presencia de estas variables de riesgo genético de cero a seis, y aquellas con números más altos tienen más probabilidades de saltarse el desayuno.

Saltarse el desayuno y la obesidad

Además, el estudio encuentra vínculos causales entre saltarse el desayuno determinado genéticamente y un IMC más alto, depresión y tendencia a fumar.

“Gracias a este estudio que define qué genes están implicados y mediante una metodología genética podemos ver que saltarse el desayuno provoca obesidad, quienes no desayunan tienen una mayor propensión a engordar”, comenta Marta Garaulet.

El estudio en su conclusión sugiere un papel beneficioso de la ingesta regular de desayuno como parte de un estilo de vida saludable.

Un estudio realizado por las universidades de Harvard (Boston, Estados Unidos) y Murcia, entre otros participantes, ha relacionado seis variantes en genes con saltarse el desayuno por lo que, por primera vez, se demuestra un componente genético en este hábito

Deberías compartir en tus redes sociales para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *