Sin excusas frutas verduras y legumbres en primavera

Sin excusas: frutas, verduras y legumbres en primavera

Hola, un placer verte por aquí. Yo soy Inma y en esta ocasión hablaremos de Sin excusas: frutas, verduras y legumbres en primavera

Miércoles 13.06.2018

¿Es preferible comer frutas y verduras en alguna época del año?

Sea cual sea la época del año, se recomienda consumir al menos 5 porciones de frutas y verduras todos los días: 3 porciones de frutas y 2 de verduras (una de ellas en forma de ensalada).

Las frutas y verduras no son vacaciones.

Las frutas y verduras son un grupo de alimentos con un alto contenido en agua, por lo que nos aportan pocas calorías. Son ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y nutrientes con función reguladora que controlan las reacciones de nuestro organismo.

También contienen fibras dietéticas, que favorecen el tránsito intestinal, previenen el estreñimiento y ayudan a regular el colesterol y el azúcar en sangre.

Se recomienda el consumo de frutas y verduras de temporada porque son más nutritivas, sabrosas y económicas, ya que se recolectan en su punto óptimo de maduración y hay más disponibilidad.

¿Por qué tanta gente tiene dificultades para comer frutas y verduras?

Los resultados del Primer Observatorio de Nutrición y Hábitos de Vida de las Familias Nestlé concluyeron datos sorprendentes: casi el 80% de los españoles no ingiere la cantidad recomendada de fruta y alrededor del 60% no ingiere raciones de verduras.

Los españoles inventamos excusas muy diferentes, sobre todo los jóvenes.

«Soy vago», «Me aburren, sobre todo las verduras», «Me olvido» o «Es imposible comer más» son algunas de esas excusas. También es común escuchar «No me gusta el sabor» o «No me gusta la textura».

Para cambiar esta tendencia y recuperar los principios de la dieta mediterránea, es muy importante promover la educación en hábitos de vida saludables y contribuir a una alimentación equilibrada de la población, con especial atención a los niños.

lo siento frutas versos suaves

Los programas para promover la cultura nutricional en las escuelas y las herramientas interactivas para las familias pueden ayudarles a adquirir hábitos alimenticios saludables en el futuro.

Otras medidas pueden ser:

  • Comparta varias comidas en familia
  • Permita que los niños participen con sus padres en hacer o comprar
  • Tenga fruta siempre accesible en el frutero de casa
  • Dejar la fruta picada en una lonchera en la nevera
  • Coloque siempre una ensalada de verduras frescas en el centro de la mesa con las comidas principales

Estas prácticas crean curiosidad en los niños: no se les impone, pero al final el consumo de frutas y verduras acaba atrayéndolos. Esto ayuda a desarrollar hábitos alimenticios saludables y a aumentar el consumo de verduras en la edad adulta.

¿Qué alimentos podemos llevar a un picnic?

Deben ser alimentos sencillos y fáciles de transportar. Por ejemplo:

  • Tortilla. Un clásico.
  • Sándwiches variados. El pan debe estar elaborado con cereales integrales y contener algunas verduras (lechuga, tomate) y proteínas (pavo, pollo, queso fresco, atún).
  • Ensaladas de verduras. A base de lechuga, tomate, cebolla, aguacate, pimiento rojo o verde, patatas cocidas …
  • Gazpacho y vichyssoise. Se pueden llevar en un termo muy frío.
  • Fruta de temporada. Siempre será la mejor opción de postre. Se puede lavar e incluye yogures naturales.

Incluya bebidas muy frescas y abundantes, por ejemplo agua, té frío, refrescos … Es mejor no abusar de la cerveza o bebidas alcohólicas. El consumo de alcohol inhibe la hormona antidiurética, lo que provoca que vayamos más al baño y se deshidrate. El mejor humectante es el agua.

También es necesario evitar el uso de huevos frescos para la preparación de salsas caseras si la refrigeración no es adecuada, como ocurre en las comidas en el campo. Si queremos añadir la salsa, es preferible comprar una salsa comercial preparada previamente.

En cualquier caso, los alimentos deben almacenarse en un frigorífico portátil, siempre con acumuladores de hielo o frío, y evitar el sol directo sobre ellos.

Porque las legumbres tienen una peor reputación nutricional que las frutas y verduras¿Sip?

lo siento frutas verduras suaves

En relación a las legumbres, existen muchas – e injustas – leyendas urbanas que contribuyen a su bajo consumo. Intentaremos desmitificar estas afirmaciones.

«Se necesita mucho tiempo para prepararse»

  • A excepción de las lentejas, que necesitan unas horas en remojo, puedes preparar lo suficiente para consumir el mismo día, y guardar el resto para preparar otros guisos al día siguiente.
  • También puedes comprarlos en frascos, ya cocidos, y antes de cocinar quitarles la sal.

«Producen pesadez»

  • Es cierto que las legumbres contienen muchas fibras y oligosacáridos que al fermentar producen flatulencias.
  • Para minimizar este efecto, cuando empiecen a hervir retiramos la olla del fuego y añadimos agua fría. Esto es lo que se conoce como «legumbres aterradoras».
  • También se reduce cocinándolos con hierbas aromáticas como comino, laurel, tomillo, hinojo o anís.

«Poner peso»

  • Es un falso mito: una ración de legumbres (60-80 gramos crudas) contiene unas 200 kcal.
  • Lo que engorda es la grasa de los acompañantes del guiso: chorizo, morcilla o tocino. Cocidos con verduras y un chorrito de aceite, son una opción vegetal y son una opción perfectamente válida incluso para dietas de adelgazamiento.
El consumo de frutas y verduras no entiende de estaciones, aunque para cada época se recomiendan las de temporada. Sin embargo, aún son muchos quienes buscan excusas para evitar su ingesta y tienen falsas creencias sobre las legumbres. En el Abecedario de la Nutrición de “El Bisturí”, Laura González responde a las preguntas en torno a estos temas en el consultorio del mes de mayo

Recuerda compartir en tu Facebook para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *