Tomate excelente antioxidante y fuente de vitamina C

Tomate, excelente antioxidante y fuente de vitamina C.

Hola, un placer verte por aquí. Te escribe Emilia y en esta ocasión te voy a hablar de Tomate, excelente antioxidante y fuente de vitamina C.

El tomate es uno de los productos alimenticios más populares. Casi todo el mundo los tiene en casa y su consumo es muy frecuente. Le llegó el turno con el alfabeto nutricional «El Bisturí», de la mano de la jefa de nutrición y salud de Nestlé, Anabel Aragón.

Todo sobre el tomate

¿De donde eres?

La planta de tomate es originaria del continente americano, aparentemente de Perú y Ecuador y posteriormente se extendió a Centroamérica. Su introducción en Europa se remonta al siglo XVI y se cree que inicialmente se utilizó como planta ornamental, incluso hay escritos que la describen como una posible planta venenosa de la época. Se sabe que ya a mediados del siglo XVIII se empezó a cultivar con fines alimentarios.

¿Es una fruta o una verdura?

Botánicamente hablando, el tomate es un fruto, es el fruto de la planta herbácea del fruto de las solanáceas.

Desde el punto de vista alimenticio, el tomate es una verdura porque no lo consumimos como postre sino crudo, en ensaladas o cocido en muchos platos. De ahí la confusión, porque lo usamos como condimento en los platos principales, o como nuestro plato, por eso lo consideramos una verdura más.

¿Cuáles son sus propiedades nutricionales?

Es una verdura baja en calorías, beneficiosa para la salud; aporta nutrientes esenciales para el organismo como fibra y vitamina C, que sabemos que contribuyen al funcionamiento normal de los sistemas inmunológico y nervioso.

Reduce el cansancio y la fatiga y protege las células del daño oxidativo gracias a su capacidad antioxidante. También es esencial en la formación de colágeno, hueso, cartílago, dientes, encías, piel y vasos sanguíneos.

1604317209 159 Tomate excelente antioxidante y fuente de vitamina C

También favorece la absorción de hierro, por lo que siempre recomendamos comer frutas y verduras crudas -recuerda Anabel Aragón- que son la fuente exclusiva de vitamina C, después de un plato de legumbres, para que el hierro de estas se absorba mucho mejor.

La fibra juega un papel importante en la evacuación intestinal, en la regulación de los niveles de grasa en la sangre y en el establecimiento y selección de nuestra flora intestinal.

¿Cuáles son las diferencias en la variedad de tomates?

Es cierto que existe una gran diversidad en cuanto a dureza, tamaño, color de piel, forma o incluso durabilidad, pudiendo encontrar tomates longevos, más consistentes y cuya pulpa permanece firme e intacta durante mucho tiempo, pero a expensas de su textura carnosa. aroma y sabor.

Encontramos tomates grandes y redondos como «el gran sol», «el corazón de buey», otros tomates medianos como «Daniela»; los pequeños como el «Canario», «Pera» o el más pequeño que es el «Cerezo».

El «Raff» destaca por su forma y color, un tomate verdoso con numerosos hombros y estrías y un sabor y aroma muy intenso y apreciado. También por su color marrón verdoso y redondeado, existe el «Tumaco», una variedad de sabor intenso y jugoso.

Algunas variedades con buen sabor y textura son la “Valenciano”, “Barbastro” o “Muchamiel”, y el tomate “La Cañada”, originario de Almería, también goza de una especial etiqueta de calidad.

Podemos comprar otros que se ensartan con cuerdas y que se cuelgan para consumir fuera de temporada, comúnmente para untar en pan o para recetas de invierno.

También hay tomates secos, que se conservan en aceite, propios de algunas recetas de la dieta mediterránea.

Usos culinarios y temporalidad

El tomate, junto con la cebolla, es una de las verduras más consumidas durante todo el año. Lo podemos utilizar en multitud de platos, desde mermeladas y salsas, hasta el típico gazpacho de verano.

Aunque podemos encontrar tomates durante todo el año, su temporada ideal es de junio a septiembre. Durante este tiempo son más sabrosos y ecológicos.

Puede ser hecho:
– ensaladas
-Sofritos
– Rebanadas / untar sobre pan
-Salsas
– Jugos
-Gazpacho
-Asado
– Empastes
-Pisto

Los podemos preparar de mil formas con fritos como base, para pastas, carnes o pescados, incluso con huevos, guisos o arroces.

Consejos para comprar y almacenar

Al comprar es importante asegurarse de que el cuero esté brillante y liso; y que la pulpa sea firme. Dependiendo de la variedad, debe tomar diferentes colores.

Investigadores de la Escuela de Ingenieros Agrónomos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en el campus de Ciudad Real muestran algunas especies de tomates.  EFE / Belleza

Pinturas casi verdes para alargar su tiempo de consumo si se trata de tomates de vida corta, que se comercializan en verano y tienen una textura más suave. Son buenos para ensaladas.

Rojo si son para gazpachos o salsas.

Los longevos, generalmente los que compramos en invierno, es importante cosecharlos con tintos intensos y pulpa firme porque su sabor será mejor.

Para su conservación es bueno conservarlos en un lugar fresco, evitar meterlos en el frigorífico porque su sabor y textura se alteran ligeramente.

Si tienes que meterlo en la nevera, Anabel Aragón recomienda ponerlos en su zona más caliente, que son los cajones de verduras, y sacarlos antes de consumirlos.

El Abecedario de la Nutrición ha llegado a la letra “T” y examina y analiza el valor nutricional y los usos culinarios de uno de los alimentos estelares de la gastronomía: el tomate; una hortaliza baja en calorías pero rica en vitamina C, con un enorme poder antioxidante

Deberías compartir en Pinterest para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *