Zanahoria ingesta diaria esencial de vitamina A

Zanahoria: ingesta diaria esencial de vitamina A

Hola, ¿qué tal todo?. Te habla Emilia y en el día de hoy voy a hablar de Zanahoria: ingesta diaria esencial de vitamina A

Aunque se considera una verdura todos los días, la zanahoria es, desde el punto de vista botánico, un raíz comestible, crujientes, compactas, ligeramente dulces y de color anaranjado, aunque también hay variedades moradas y amarillas.

Es una de las «verduras» más populares en la cocina por su versatilidad y se puede consumir cruda o como parte de una gran cantidad de platos.

Sus inicios podrían estar en Turquía: “Parece que su origen se ubica en Asia Menor, donde se podía encontrar en estado salvaje. Las variedades que existen hoy provienen de una selección de aquellas variedades silvestres que se cultivan desde hace unos 2.000 años y eran muy apreciadas en la antigua Grecia ”, explica a micrófonos la jefa de nutrición y salud de Nestlé, Anabel Aragón. El Bisturí «

Valor nutricional

Como informa Aragon, las frutas y verduras generalmente tienen un valor nutricional muy similar porque todas son fuentes de agua, fibra, vitaminas, minerales y otros componentes citoquímicos con posibles efectos sobre la salud.

Con algunas excepciones, son alimentos bajos en calorías y contienen poco sodio y grasas.

En el caso particular de la zanahoria, Aragón apunta que es una raíz comestible de bajo valor energético, fuente natural de fibra y ácido fólico y muy rica en betacaroteno, un pigmento que le da ese característico color naranja y que una vez en el cuerpo se convierte en Vitamina A.

Zanahoria

«100 gramos de zanahoria cruda cubren el 178% de las recomendaciones diarias de vitamina A», apunta Anabel Aragón.

El betacaroteno es una sustancia con actividad antioxidante y, según esta nutricionista, algunos estudios han relacionado mayores niveles sanguíneos de estos componentes con una menor incidencia de enfermedad coronaria y formación de placa arterial, aunque, advierte, los resultados aún no son. concluyente.

“En la actualidad, no existe ninguna declaración de propiedades saludables aprobada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) para respaldar este informe; sin embargo, existen declaraciones de propiedades saludables para la vitamina A y el ácido fólico «, dice.

Como explica Aragón, la vitamina A es necesaria para el buen funcionamiento de la visión y el mantenimiento normal de las mucosas y la piel.

También contribuye al metabolismo del hierro y al funcionamiento normal de nuestro sistema inmunológico.

“El ácido fólico de la zanahoria contribuye al crecimiento de los tejidos maternos durante el embarazo, interviene en el funcionamiento normal del sistema inmunológico y ayuda a reducir el cansancio y la fatiga”, dice Aragón.

La zanahoria y el bronceado

Zanahoria

Recientemente se ha atribuido a las zanahorias una capacidad bronceadora cuando se toman en jugo antes de exponerse al sol o cuando se usan como bronceador corporal natural, pero para Anabel Aragón este tipo de información no está respaldada por evidencia científica.

“La comida en sí no tiene la capacidad de broncear la piel, aunque es muy eficaz para reducir el daño causado por la radiación solar, especialmente frutas y verduras de color naranja, rojo o muy verde”, dice.

Sin embargo, estos recursos son insuficientes para hacer frente a los poderosos rayos del sol; La experta advierte de la importancia de utilizar cremas protectoras adaptadas a las características de la piel como factor esencial que se potencia con un buen estado nutricional de salud.

Además, la nutricionista señala que altas dosis de betacaroteno o vitamina A pueden provocar alteraciones en la pigmentación de la piel y órganos vitales; un exceso que no se obtiene a través de la comida, sino con cremas y suplementos.

Algunos consejos de preparación y almacenamiento

Zanahoria

«Aunque hay nutrientes en las zanahorias que son vulnerables al calor, como la vitamina C, otros pueden aumentar su biodisponibilidad una vez cocidas, como la vitamina A en forma de betacarotenos, que se usa mejor cuando se cocina con una cierta cantidad de aceites en salteados ”, apunta.

Por este motivo es recomendable variar el consumo entre crudo y cocido.

Cocinar hace que los alimentos con cierta cantidad de fibra, como las zanahorias, el arroz, las patatas o la pasta, sean más digeribles, lo que también puede utilizarse en dietas de protección gástrica, dice.

A la hora de preparar y almacenar zanahorias, Anabel Aragón brinda algunos consejos para conservar sus nutrientes:

  • ESEn el caso de los alimentos enlatados, la clave es leer la etiqueta y elegir el que tiene menos sal agregada, aunque siempre es preferible consumir vegetales Fresco.
  • No almacene las zanahorias a temperatura ambiente, ya que pueden deshidratarse.
  • Si son salvos en la nevera, se recomienda hacer esto en pantalón perforado o abierto y controlar la aparición de moho debido al exceso de humedad.
  • Hoy en el día También es común que las zanahorias se vendan en bolsas de plástico.En ese caso debemos estar seguros desde que no tienen espinillas molde.
  • Para seleccionar los mejores, debemos asegurarnos de que su pulpa sea firme y firme y que la piel esté suave y sin daños.
  • Las zanahorias solo se deben pelar, rallar, hacer puré o picar justo antes de comerlas.
  • Al cortarlos, no retire una capa excesiva. Para cremas o purés solo lávalos muy bien.
  • Prefiera técnicas de cocción que no requieran contacto directo con el agua, como cocinar al vapor, cocinar en el microondas, hornear o sofreír.
  • Recuerda que cuanto menor sea el tiempo de cocción, menor será la pérdida de nutrientes.
En el “Abecedario de la Nutrición” llegamos a la letra “Z” para hablar de la zanahoria, una raíz comestible muy rica en beta-caroteno, que es un pigmento que en el organismo se transforma en vitamina A, de manera que “100 gramos de zanahoria cruda cubren el 178% de las recomendaciones diarias de vitamina A”

No te olvides compartir en tu Facebook para ayudarnos a mantener este sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *